lunes, 2 de mayo de 2016

Ella...

En un lejano y olvidado pueblo de Colombia hay una ciudad a orillas del rio Putumayo, una ciudad olvidada por todo un país que parece dar la espalda a su propia gente, a sus hermosos paisajes y a sus recursos. Esta ciudad arrullada por el sonido del viento y de las aguas, oculta secretos de infinidades de personas que día a día la recorren, y de muchas otras que por motivos diferentes han tenido que partir de sus calles buscando otros rumbos; personas como la protagonista de nuestra historia que partió de Puerto Asis buscando un futuro académico.

Ella es una chica diferente al común de mujeres de su edad que recorren las calles del concurrido municipio de Palmira; su forma de pensar, de vestir, de actuar, su infinita sinceridad le hacen ser una persona exquisita cuando la conoces y quizá un poco incomprendida por quienes piensan que todo el mundo debe encajar en un molde. Aveces pienso que son pocas las personas que de verdad se detienen a conocerle, no se si por que mantienen muy ocupados, no les interesa o simplemente se dejan llevar por sus prejuicios que hacen que las primeras impresiones no sean las correctas para ellos; se molestan por su sinceridad, su falta de escrúpulos a la hora de decir las verdades en la cara y quizá por su sensatez, cualidades que deberían ser más valoradas y promovidas.

Sus gustos musicales son variados y en ocasiones fuera de lo común. Es normal escucharle una estrafalaria canción de electro pop americano y después escucharla hablar de como añora seguir tocando viola.

Si hablara de sus gustos literarios tendría que hacer un texto nuevo solo tratando explicar como alguien puede pasar de leer fanfics a leer clásicos de la literatura en una misma semana y después quejarse de los aburridos textos académicos (como todos) que dejan para los deberes en la universidad. Ella es una chica diferente afortunadamente, se sale del molde, de los cliches incluso en sus particulares gustos, su ácido sentido del humor que pocos entienden de la mano de su sarcasmo, hace que la tilden erróneamente de disociadora.

Ella dice que odia a todo el mundo pero estoy seguro que no es más que un mecanismo de defensa implementado debido al daño que le hacen cuando no le entienden, cuando quieren hacerla encajar en donde ella no pertenece. Con ella me siento cómodo, comparto horas y horas de deliciosa compañía, de charlas sin tema específico que nos hace reír, pelear, polemizar pero siempre disfrutar de esos momentos. Ella es diferente y eso le hace única, especial y ella debe comprenderlo para darse cuenta que no se debe dejar afectar por otros aunque ella, también debe aprender que hay ciertas cosas que debe controlar si quiere convivir en una sociedad poco tolerante y a su vez, llena de diferencias.

Conocerla a ella, es una de las mejores cosas que me ha pasado en lo que va del año y espero que ella se quede a mi lado durante mucho tiempo. Ella es Isa, una bella chica que hace que cada uno de mis días sean diferentes pues con ella no hay monotonías, ella es IsaBella con la que siento y creo tener el derecho a decir que la quiero mucho, ella es Isa con quien me rio de las suposiciones de la gente, bueno básicamente nos reímos de la gente.

No me arrepiento del momento en que matriculaba mis materias y decidí dejar de ver una materia con  todos mis compañeros de nivel para ver una mas avanzada y en mi concepto mejor opción, gracias a esto le pude conocer.

Si la ven por ahí, dense la oportunidad de conocer a una maravillosa persona que bajo sus defensas esta llena de sentimientos, buenos momentos y compañía inolvidable.

Ella es mi amiga, Isabella