jueves, 7 de julio de 2016

Querida soledad

Que sean las tres de la mañana y entender que has llegado sólo y que debes seguir sólo es perjudicial para la salud pero bueno para la razón.



Estas no son la horas en la que debería andar pensando en que quizá mi camino es andar en solitario si es que se juzga por las evidencias. Hasta en la cosas más simples y en las que no tengo control puedo encontrar estas señales. Quienes me gustan siempre prefieren a otros u otras, lo que me gusta esta fuera de mi alcance y quienes se acercan a mi y les hago íntimos por fuerza mayor se deben retirar o son tan jodidamente e extraños que sus rarezas les hace difíciles de alcanzar o de estar a su lado.

La verdad es que aveces cansa pero al menos se vive tranquilo, a tu lado soy feliz aunque aveces me quejé. He llegado a pensar que eres muy celosa y te encargas de ahuyentar a todos quienes se me acercan más de la cuenta. Hoy me estoy quejando dando por hecho que mñn todo seguirá igual.

¿Que hacer? Ni idea, son las 3:11 de la mañana y quiero dormir pero tu no me dejas. Querida soledad.