miércoles, 6 de julio de 2016

Te quiero, ¡Joder!

Me parece patético de mi parte escribirte, pensarte, extrañarte... porque se que no me lees, no me piensas, no me extrañas.

Y es que nos alejamos tanto, que ya no se como volver a estar cerca, pero todavía te quiero, aunque no hablemos, aunque no nos veamos, aunque ya no me quieras, aunque no vuelvas a hacerlo...

Te quiero, aunque suene patético decirlo, aunque sea patético hacerlo.

Te quiero, ¡Joder!

Te quiero y no me da miedo decirlo, me da miedo hacerlo, pero me da más miedo perderte, aunque no seas mía, aunque ya sea tarde.