domingo, 6 de noviembre de 2016

El amor, un arte para guerreros.

Quizá el amor no sea lo que nos pintan los cuentos de hadas, porque en estos siempre hay una batalla para conseguir ese amor y más adelante viene el final feliz, sin embargo en la realidad, todo comienza muy feliz, todos contentos enamorados, salidas, chocolates, cartas y demás, pero lo peor es lo que viene, se conocen no comparten gustos, amistades, sueños y metas y empieza la odisea para mantener la relación para que esta perdure, much@s como el primer príncipe en busca de la princesa se marchan, pero otros u otras como guerreros avanzan y pasan cada obstáculo.

Eso de amor creo yo, en mi corta y amarga experiencia, que es un arte para guerreros no para príncipes oportunistas.