domingo, 26 de febrero de 2017

No me destruyas.

No me destruyas.
Te doy el poder para hacerlo.
Te doy la libertad, las herramientas y las formas de hacerlo y te doy la certeza de que no haré nada para evitarlo.
Pero más importante, te doy la plena seguridad de que confío en ti, así que si en verdad me quieres... No me destruyas.