jueves, 8 de septiembre de 2011

La resistencia, un ensayo sobre la realidad de la sociedad actual

Solo con la experiencia que da los años, Ernesto Sábato, pudo escribir un ensayo como La resistencia. 

Una crítica a un mundo dominado por la televisión y entregado cada vez menos a sus tradiciones y ritos. 

Vargas Llosa dijo que aprendió a escribir leyendo con un lapicero en la mano y Philip Roth dice que uno subraya todo aquello que dice “yo”. 

Estas son las frases que subrayé hace años cuando leí La resistencia.  

Es un libro que siempre releo y presto. Un imperdible en mi vida.

“Muchas veces me ha sorprendido cómo vemos mejor los paisajes en las películas que en la realidad”.

“El hombre se expresa para llegar a los demás, para salir del cautiverio de su soledad. Es tal su naturaleza de peregrino que nada colma su deseo de expresarse”.

“Cuando somos sensibles, cuando nuestros poros no están cubiertos de las implacables capas, la cercanía con la presencia humana nos sacude, nos alienta, comprendemos que es el otro el que siempre nos salva. Y si hemos llegado a la edad que tenemos es porque otros nos han ido salvando la vida, incesantemente”.

“Nunca supe si se los reconoce porque ya se los buscaba, o se los busca porque ya bordeaban los aledaños de nuestro destino”.

“El mito, al igual que el arte, expresa un tipo de realidad del único modo en que puede ser expresada”.

“No es una casualidad que las tres grandes religiones de Occidente hayan nacido en la soledad del desierto, en esa especie de metáfora de la nada en la que el infinito se conjuga con la finitud del hombre”.

“La desesperación por divertirse tiene sabor a decadencia”.

“Tampoco sabemos ya rezar porque hemos perdido el silencio y también el grito”.

“La historia es el más grande conjunto de aberraciones, guerras, persecusiones, torturas e injusticias, pero, a la vez, tierra sobre la cual millones de hombres y mujeres se sacrifican para cuidar la vida de los demás. Ellos encarnan la resistencia”.

“La primera tragedia que debe ser urgentemente reparada es la desvalorización de sí mismo que siente el hombre, y que conforma el paso previo al sometimiento y la masificación”.

“El ser humano sabe hacer de los obstáculos nuevos caminos, porque a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer”.

“El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria”.

“Milagro es que los hombres no renuncien a sus valores cuando los sueldos no les alcanza para dar de comer a su familia. milagro es que el amor permanezca y que todavía corran los ríos cuando hemos talado los arboles de la tierra”.