lunes, 20 de octubre de 2014

Uno nunca sabe lo que tiene, hasta que lo pierde lamentablemente.

Un dicho popular dice que no le debes dar importancia a quien no la merece, otro dice que no le des importancia a quien no te la da, de verdad son muy sabias estas palabras.

Aveces uno se desgasta dando importancia a cosas o personas que demuestran con sus actitudes o resultados que no deberían ser un prioridad, en otras estas mismas se encargan de decirte o hacerte saber que no eres un prioridad para estas. ¿Por que debería importarme ahora? ¿Acaso con decir que eso fue en un momento acalorado en que no se pensó bien lo que se dijo va a solucionar todo?.

Aveces cuando te dicen que no eres importante, una prioridad o te lo demuestran los hechos y resultados, uno deja de dar importancia, prestar atención, pierde el interés y es evidente.

¿Por qué será que como dice Juanes en Un día normal, uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde? Me ha pasado a mi, seguramente a quien lee esto también, apenas dejamos de prestar atención, interés se dan cuenta que de verdad uno era importante y tratan de persuadirlo a uno. La cosa no debería ser así.

Y ahora ¿Que puedo hacer? No se si decir que no me interesa, quien sabe......