lunes, 20 de junio de 2016

Tal vez, no te quiero tanto

Te quiero, pero no te soporto...
Ni a ti, ni a tus inseguridades, no soporto tenerte lejos, pero creo que soportaría menos el tenerte cerca, porque vuelves a mi vida cada vez que quieres y la acomodas a tu gusto, sin importarte cuánto me he tardado intentando acomodarla, sin importarte cuanto me costo adaptarme a vivir sin ti, sin tu cariño, sin tu compañía, pero también, sin tus dudas constantes y con ellas, las mías...
Te quiero, pero no te soporto, ni soporto las inseguridades que generas en mí, o el hecho de no saber sí me quieres, sí me querías o sí alguna vez lo harás, y tampoco soporto el pensar que no lo haces, no lo hacías y no lo harás; no soporto que hicieras parte de mi pasado pero no de mi presente, y lo peor de todo, no soporto no poder imaginarte en mi futuro
Te quiero, pero no te soporto, así que, tal vez,  no te quiero tanto.