miércoles, 15 de junio de 2016

Tal vez...

Tal vez yo soy el problema...

Al no encajar en una sociedad con estándares definidos como "correctos" o "normales", que nos exige estar en un molde específico y a creer que somos 'diferentes' o hasta "anormales" por no querer o simplemente no poder acoplarse, como si ser diferente fuera malo, como si no pudieras ser tú mismo, querer lo que quieres y hacer lo que haces, porque vas en contra de lo común, porque estas equivocado y en realidad "no sabes lo que quieres", me pregunto, ¿cómo saben ellos que quieres tu? si 'no lo sabes tú' ¿cómo lo va a saber alguien más por ti?

Tal vez yo soy el problema, al no creer en cuentos de hadas o en finales felices, al querer ser una princesa sin tener que ser considerada débil o incapaz de cuidar de sí misma y que por ende debe ser 'rescatada' por su príncipe azul, al no convencerme de que es el "hombre ideal" para cualquier princesa, o simplemente, al enamorarme del dragón en su lugar.

Tal vez yo soy el problema al estar en contra de lo estándar, por no querer ajustarme o comprometerme con una etiqueta sólo para que alguien más puede definir quién soy; tal vez yo soy el problema, porque sé quién soy y quién quiero ser, por saber lo que me gusta y disgusta, por saber lo que me hace feliz y hacerlo; tal vez yo soy el problema, al darle tanta importancia a todo y a todos, aun, cuando muchas veces, no la merezcan o por dejarme afectar por pequeños detalles que para otros no tienen importancia, tal vez yo soy el problema, por no poder guardarme lo que siento y ser un libro abierto, por tener que ser sincera todo el tiempo y atreverme a decir lo que pienso sin importar las consecuencias que deba asumir; tal vez yo soy el problema al no poder fingir ser alguien que no soy.

Tal vez, sólo tal vez, yo soy el problema, al ser diferente, fuera de lo común, rara...

Tal vez yo soy el problema, por ser como soy, porque estoy feliz de serlo y porque no quiero disculparme por eso.