martes, 20 de septiembre de 2016

Casi naufragio

Cuando la gente sale faltona y tus planes se caen o tambalean porque la palabra además de un parque de mi universidad, ahora parece ser algo vacío que no vale para algunos.

Después de botar carreta por tres semanas ahora algunas personas más fijas que los salarios de los congresistas en tiempos de crisis, salen con excusas y problemas que les impiden cumplir y por eso nos dejan el plan ideado a la deriva y casi que naufragando.

Intentaremos seguir adelante y disfrutar aunque debo decir que sin esas personas no será igual.