sábado, 24 de septiembre de 2016

Lo bello de ser feo

Admiro a las personas que saben cómo dar introducción a sus escritos, yo no sé cómo hacerlo así que plasmaré mis ideas aquí y me iré. También admiro a las personas felices, que saben cuál es el sentido de sus vidas, que sonríen porque en sus entrañas se experimentan sensaciones de agrado... Empecemos con el látigo emocional. El concepto de lo bello y lo feo está ligado al pensamiento de tinte ontológico en cada persona, es decir, está ligado al ser. Se supone. En mi caso, todo lo feo lo poseo y lo bello me rodea, porque como dice el cejas pobladas "la vida está llena de cosas bonitas que le pasan a los demás", y no es porque me las dé de emo en pleno 2016, sino que es algo que me tiene el disco duro rayado. No es fácil cuando ves la vida desde el lado feo. Todos dicen pendejadas como "mirale el lado bonito a la vida" y Hello! Mi vida no tiene lado bonito, porque así es la vida del feo. Ahora, si eres feo y pobre estás aún más jodido, como yo... Ahora, cuando te salen con la máxima "ay, pero si tu eres bonita. Yo te doy..." POR FAVOR, VAYANSE A LA MIERDA CON ESE TIPO DE COMENTARIOS, GRACIAS! Cuando vas a fiestas donde la gente se divierte y esas cosas, todos bailan como monos excepto yo, porque tampoco pues, que voy a llegar a parecer un gorila! Y como soy gordita entonces ay si que menos que gozo de las fiestas y esa clase de eventos. Me reconforta el hecho de que sé maquillar, sé bailar y sé portarme mal, para que cuando la vida me castigue con ser bella no quedé como una pendeja igual que las demás. Sin ánimo de ofender a las bellas, pero soy fea y tengo que hacerlo. No para sentirme bella, sino para sentirme mala. Porque ser malo y feo te da ventajas, pero no las voy a mencionar aquí, ya que se salen del contexto. Además creo que ya estoy hablando mucha mierda. Adiós pelafustanes. Si son bellos, me importa treinta hectáreas de verga. Si son feos, consigan plata y no sean pendejos