lunes, 18 de julio de 2011

Hotmail cumple 15 años en este més de julio

Por estos días el servicio de correo electrónico, que cuenta con unos 355 millones de cuentas activas (y 364 millones de usuarios según comScore), recuerda con nostalgia cómo el 4 de julio de 1996 nació como uno de los primeros servicios gratuitos que, basados en la Web, ayudaron a la trasformación de las comunicaciones en el mundo. 
 
Lejos quedaron los días en los que tenía una capacidad tan limitada que sus usuarios debían dedicar gran parte de su tiempo borrando mensajes, y también en el pasado quedó el ser un servicio exclusivo de envío y recepción de mensajes de correo, pues ahora Hotmail es una plataforma de comunicaciones con múltiples servicios.

Los números de la actualidad de este servicio quinceañero son impresionantes y explican por qué Microsoft, la compañía que lo adquirió cuando apenas era un bebé de un año, está celebrando con bombos y platillos: 8.000 millones de mensajes enviados diariamente por sus venas, 1.500 millones de  documentos compartidos por mes, 1.500 mil millones de fotos compartidas en el mismo período. Y, según cifras oficiales, de los 355 millones de cuentas activas en el mundo, 120 millones de cuentas en Latinoamérica.

En el ranking global de usuarios, Hotmail también es el rey. Detrás de sus 364 millones de usuarios está Yahoo!, con unos 280 millones, seguido de Gmail, con 220 millones, según comScore. Sin embargo, si se mira la evolución de estos tres servicios en los últimos años, Gmail está creciendo rápidamente, mientras que Yahoo! y Hotmail se han estabilizado, razón por la cual algunos estudios sugieren que hacia 2014 Gmail podría disputar codo a codo el primer lugar con Hotmail.
En Colombia, Microsoft reporta que existen cerca de 14 millones de cuentas activas (cifra que no representa exactamente la de usuarios, pues puede haber personas con más de una cuenta de correo) y que en un reciente estudio Hotmail es el primer servicio que mencionan los encuestados al hablar de correo electrónico.

La marca ha logrado posicionarse como un genérico en este mercado y el complemento de otras funciones como el Messenger –la aplicación más popular de mensajería instantánea–, y sigue cautivando a los jóvenes, una de las principales franjas de usuarios y la que más sigue creciendo (el otro gran segmento es el de los adultos mayores de 30 años, para los que Hotmail fue su primera cuenta y ellos la conservan).

Pero si bien Hotmail es líder y durante años casi que la única opción conocida en todo el mundo (aunque en Estados Unidos Yahoo! siempre fue su gran rival y aún conserva la delantera), hoy no está solo ni muy cómodo: desde hace siete años, con la aparición de Gmail, desarrollado por Google, ha tenido que esforzarse a fondo para conservar el liderazgo tanto en número de usuarios como de características. Hoy, Gmail cuenta con unos 220 millones de usuarios, según comScore, y entre los usuarios más avanzados suele ser el servicio preferido gracias a sus permanentes avances y a las funciones experimentales de Gmail Labs, que surgió en 2008 y hoy cuenta con más de 60.

El ejemplo clave de cómo la aparición de Gmail sacudió la comodidad de Hotmail está en la capacidad de las cuentas de correo: desde su nacimiento hasta el primero de abril de 2004, el superlíder en este campo, Hotmail, ofrecía 2 MB en cada cuenta, que parecían suficientes para los usuarios pero que en realidad los obligaba a destinar mucho de su tiempo a borrar mensajes, descargar archivos al computador y limpiar el spam para, así, asegurarse de que los nuevos mensajes no ‘rebotarían’.

Yahoo!, entonces el único rival de peso, ofrecía 4 MB, el doble, pero la esencia de las limitaciones era la misma. Algunos jugadores marginales buscaban captar usuarios con ofertas que iban de los 6 a los 20 MB, pero la capacidad no suficiente para destronar a Hotmail.

Fue en esa fecha, la de April’s fool o de los inocentes en Estados Unidos, cuando Google anunció su nuevo servicio de correo, con una promesa que en un principio se creyó que era una broma: Gmail nacía con 1 GB de capacidad por cuenta (500 veces la de Hotmail y 250 veces la de Yahoo!).


Y la capacidad también muestra cómo Microsoft trata de mantenerse adelante: mientras la capacidad de Gmail aumenta a cada segundo y hoy alcanza los 7,4 GB, la de Hotmail dio grandes saltos (de 2 MB a 2 GB, 5 GB, 10 GB y hoy es ilimitado).

Pero es en sus complementos el terreno en el que Microsoft más ha destinado esfuerzos para mantenerse en la punta. Entre ellos, los más conocidos son Office Web Apps, una versión en línea para gestionar las principales herramientas del paquete de productividad Microsoft Office (Word, Excel, Power Point y One Note), la integración de redes sociales, chat y videos en su interfaz.

Y otras que tienen buena pinta, aunque aún poco conocidas y aún tienen que posicionarse entre sus usuarios y darse a conocer entre quienes hoy prefieren los servicios rivales, son:
  • El servicio de gestión de cuentas de correo, que permite configurar en un panel interno correos de cualquier servidor, para poder revisar y responder todos los mensajes en una sola bandeja de entrada.
  • Correos con el nombre de dominio personal, que hacen que la cuenta de Hotmail para que tenga el nombre de un dominio propio (similar al servicio Google Apps, de Google).
  • Direcciones de cuentas temporales y alias: de esta manera se pueden tener varios servicios o nombres que se gestionen desde un solo lugar.
  • Envío de archivos de gran tamaño: con el uso de SkyDrive (un disco duro en la nube) Hotmail ofrece la posibilidad de enviar hasta 10 GB en archivos adjuntos sin usar ningún servicio externo.
  • Y, obviamente, la integración a con Internet Explorer 9 y Windows 7, que cuentan con funciones especiales para adoptar las formas de acceso y trabajo al servicio de correo con mayor facilidad.
Este trabajo de dar a conocer las innovaciones parece ser el horizonte de Hotmail en sus próximos años. Hoy, se estima que menos del 20% de los usuarios del servicio de correo aprovecha estas funciones, así que para Microsoft será clave, primero, que los usuarios actuales se ‘enganchen’ con ellas, para asegurarse de su fidelidad, y en segunda instancia, que quienes hoy no usan Hotmail empiecen a conocer sus funciones y se decidan a probarlo.


Via: www.enter.co