sábado, 13 de agosto de 2011

Seis ciudades en dos continentes (información cultural)

Hay varios países que pertenecen a más de un continente, o que poseen territorios en varios continentes. Un caso evidente es el de Rusia, simultáneamente el país más grande de Europa y el país más grande de Asia (y el más grande del mundo, claro). En Europa tenemos varios casos. Dinamarca, país eminentemente europeo cuyo territorio americano (Groenlandia) es cincuenta veces más grande que la metrópoli,  Turquía, situado entre Europa y Asia o España, o Ceuta y Melilla como bastiones africanos de España son algunos ejemplos. Egipto, por su parte, es un país afroasiático, al igual que Yemen, que posee varias islas en la costa africana. Francia es un caso especial, puesto que la metrópolis (dejando aparte colonias y asimilables) comprende territorios en tres continentes, Europa, América y África. Estados Unidos posee territorios en América (la inmensa mayoría), Oceanía (Hawai) y Asia (las Aleutianas orientales), además de algunas islas en Oceanía no incorporadas a la Unión. Y así hasta docena y media de países situados en varios continentes. Pero podemos ir más allá. En este blog hemos visto numerosas ciudades divididas entre dos países, pero hasta ahora nunca habíamos visto ninguna en dos continentes. A ello vamos
Monumento en el límite entre Europa y Asia, situado en los montes Urales a unos 40 kilómetros al oeste de Ekaterimburgo. Debajo, otro monumento similar en el Ártico, que también separa a las ciudades de Vorkutá y Salejard (fuente)

Estambul, Turquía. Europa-Asia. Es la más evidente y conocida. Asia a un lado, al otro Europa, y allí a su frente, Estambul, que decía la Canción del Pirata. De hecho, se afirma erróneamente que es la única ciudad bicontinental del mundo. Su superficie de más de 5.000 kilómetros cuadrados y su población de 12 millones de habitantes la hacen la ciudad más poblada de Europa, por encima de Londres o París. Lo que la hace bicontinental es la extensión de la mayor parte de la ciudad por la región de la Tracia Oriental, también conocida como la Turquía Europea. El Estrecho del Bósforo separa la Estambul Europea, con un 65% de la población de la ciudad, de la Estambul asiática, con el 35% restante. Estambul es la única ciudad bicontinental de Turquía. Çanakalle aparece mencionada en algunos lugares (como su entrada en la Wiki inglesa) como bicontinental, pero no es así. Sólo la provincia del mismo nombre se encuentra a ambos lados de los Dardanelos (llamado en turco, precisamente, Estrecho de Çanakkale).
Puente del Bósforo visto desde el lado Europeo de Estambul. Al otro lado, Asia.
Oremburgo, Rusia. Europa-Asia. La frontera entre Europa y Asia es extremadamente difusa, básicamente porque en realidad no existe. Tampoco, de hecho, existe ninguna convención al respecto, así que cada país sitúa la frontera entre Europa y Asia con el criterio que más les apetezca. En la parte rusa y Kazaja  generalmente se considera que el límite euroasiático sigue el curso del río Ural. Y a ambos lados de ese río, y por lo tanto, en dos continentes, se encuentra la ciudad de Oremburgo, fundada en 1743 en el que entonces era el límite oriental del Imperio Ruski. La mayor parte de la ciudad se encuentra en Europa, pero un pequeño suburbio es asiático, al estar al otro lado del río Ural (ver mapa).
Puente sobre el río Ural en Oremburgo, uniendo Europa y Asia (CC Alexei Shokov)
Atyrau, Kazajistán. Europa-Asia. Situada en la desembocadura del río Ural, la ciudad se encuentra mayoritariamente en Europa, con algún que otro barrio en Asia. Situada a casi tres mil kilómetros de la capital kazaja, fue fundada en 1645 y se trata del principal puerto kazajo en el mar Caspio (ver mapa). Hay al menos media docena de ciudades y pueblos en la ribera del Ural en su recorrido por Kazajstán pero ninguno de ellos tiene barrios en las dos orillas del río.
Monumentos conmemorativos euroasiáticos en Atyrau, Kazajstán (fuente).
Suez, Egipto. África-Asia. La frontera geológica entre África y Eurasia es la falla bajo el Río Jordán, lo que deja como parte de África, al menos geológicamente, a Israel, Palestina, el Líbano y parte de Siria. Políticamente se suele considerar al canal de Suez como la línea divisoria entre los continentes africano y asiático. De esa manera la ciudad que da nombre al canal de unión entre el Mediterráneo y el Índico se encuentra en los dos continentes.
Puente sobre el canal de Suez; a un lado África, al otro Asia.
Tokio, Japón. Asia-Oceanía. ¿Tokio bicontinental? Así es. Además de los dos mil y pico kilómetros cuadrados dentro de la isla de Honshu donde viven doce millones de personas (Tokio continental) existe una parte de la ciudad compuesta de islas situadas a gran distancia de la propia ciudad, las islas Izu y las Ogasawara. Una de las islas Ogasawara es la de Minami Torishima, un islote deshabitado en mitad de la nada a más de 1.800 kilómetros al sudeste de Tokio. Está tan lejos de la ciudad (y de cualquier cosa; la isla más cercana está a más de mil kilómetros de distancia) que de hecho ya se encuentra en Oceanía.
Mapa de Japón con la isla de Minami Torishima al este del archipiélago principal. Debajo, una vista aérea de la isla.

Almería, España. Europa-África. Esto probablemente sorprenda a muchos españoles, incluidos la mayoría de los almerienses. Pero es cierto. La ciudad de Almería se encuentra en el Sureste de la Península Ibérica; es una de las capitales  de provincia más calurosas de España y la única situada en dos continentes. ¿Y cómo es eso? Al igual que la capital de Japón, Almería posee islas a suficiente distancia como para encontrarse en otro continente. Concretamente la Isla de Alborán, un peñasco de siete hectáreas de superficie (0,07 km²) habitado únicamente por una docena de soldados del ejército español que son relevados cada dos semanas. La isla se encuentra a 90 kilómetros de la costa peninsular más cercana, y a poco más de cincuenta del punto africano más próximo, el cabo Tres Forcas, al norte de la ciudad, también española, de Melilla.
Sobre estas líneas, situación de la Isla de Alborán en el mar del mismo nombre. Debajo, una vista aérea de la isla.


Fuentes: 1, 2, 3, 4, 5, 6

Actualización:

la isla de Pascua en Chile también hace parte de la polinesia razón por la cual hace parte de Oceanía convirtiendo a Chile también un un país bicontinental.