lunes, 30 de mayo de 2011

Google Wallet una tarjeta de crédito dentro de tu celular

Después de ver los increíbles avances tecnológicos del último siglo, las personas comenzaron a pensar que cosas antes imposibles podían hacerse realidad. En 100 años, el hombre llegó a la luna, al fondo del mar y descifró los secretos del átomo. Ahora Google quiere cumplir otro de los grandes sueños de la humanidad: eliminar el fastidioso y peligroso dinero en efectivo. 

El gigante del Internet anunció un nuevo servicio para los smartphones de Android, llamado Google Wallet, en una conferencia de prensa en Nueva York el jueves pasado. Este servicio integra tarjetas de débito, crédito, puntos de lealtad, de regalos y otros pases en una misma aplicación.

En el mundo ideal de la empresa, en unos años millones de personas usarán su celular con Google Wallet –no billetes, monedas y tarjetas de crédito– para hacer sus compras.



El producto funciona con una tecnología llamada NFC, o Near Field Communication. En español se conoce como comunicación de campo cercano, y consiste en que aparatos electrónicos puedan intercambiar información con tan solo tocarse. La idea es que que celulares con esta tecnología le permitan al usuario pagar rápidamente en los establecimientos que sean aliados de Google. Con tan solo pasar el celular cerca de una calcomanía en la registradora, el usuario cancelará su compra. 

El aparato con el que Google quiere impulsar el servicio es el Nexus S 4G, que estará listo más tarde en el año, pero hay equipos de varios otros fabricantes, como Nokia, que ya tienen esta tecnología. Sin embargo, todavía son muy pocos y se van a demorar un poco en llegar, así que para masificar su producto Google se inventó una calcomanía muy especial. El adhesivo puede pegarse a la parte de atrás de cualquier teléfono y de inmediato adquiere NFC para poder usar Google Wallet.

Además de un teléfono con NFC, el usuario debe tener Android, pues por ahora la aplicación solo ha sido anunciada para el sistema operativo móvil de Google, aunque considerando la popularidad de iOS y la importancia que tiene RIM en el mundo corporativo (uno de los mercados con mayor poder adquisitivo entre sus actores) es difícil imaginarse que será así para siempre.

Una vez la persona tiene el teléfono con NFC habilitado y la aplicación instalada, puede ingresar los datos las sus tarjetas bancarias compatibles con el sistema o puede usar tarjetas prepago para que Google Wallet tenga crédito sin la necesidad de atar productos financieros personales al servicio.  

Por ahora el único banco que ofrece una tarjeta de crédito compatible con Google Wallet es el Citibank. El otro socio financiero de Google es Master Card, que ha desarrollado el Master Card PayPass para que sirva de eslabón entre Google Wallet y las cuentas de los establecimientos de comercio participantes.
Y participantes es lo que hay. 

Google ya hizo tratos con almacenes como Toys R’ Us, Walgreen’s, Radio Shack, Guess, Foot Locker y varios más. Para impulsar estas alianzas, Google complementará su billetera con Google Offers, el competidor de Groupon que la empresa está desarrollando desde hace rato. 

El plan es que cada día sean más los que se sumen a la causa, pero quizás el mayor obstáculo para que eso ocurra es el tema de la seguridad. ¿Qué pasa si se pierde el teléfono? ¿Cómo autentica el sistema que soy yo quien está usando mi crédito y no un ladrón que hace contados segundos me quitó el celular sin que me diera cuenta?

La respuesta es doble. Primero, Google Wallet cuenta con un PIN de seguridad que hay que ingresar a la hora de hacer una transacción, de manera muy similar a como ocurre con una tarjeta de débito. Este PIN personal hace que sea imposible para un desconocido usar Google Wallet con locales comerciales, pero tener todas las tarjetas de crédito o datos financieros en el celular sigue sonando como algo peligroso.

Por eso Google desarrollo Secure Phone, un chip que tendrán los teléfonos compatibles con Google Wallet que almacena toda la información de Google Wallet en un lugar aparte y que la codifica hasta la muerte. Únicamente aplicaciones muy especiales tendrán acceso a esa información.



Para ofrecer la tecnología financiera y crediticia para la aplicación Wallet, Google buscó los recursos de Citibank y MasterCard. Los clientes de Citibank con MasterCard podrán ligar una versión digital de sus tarjetas en la aplicación Google Wallet. Google también ofrecerá su propia tarjeta de prepago, pero requiere de una tarjeta de crédito para configurar y rellenar.
 
Google Wallet tiene algunas restricciones. En un principio sólo será ofrecido a gente que viva en Nueva York y San Francisco, aunque el teléfono puede ser usado como pago en cualquier lugar donde haya una terminal de MasterCard. Eso es para que las compañías concentren sus esfuerzos de publicidad en los primeros usuarios. En otoño se sumarán nuevas ciudades. La distribución a nivel mundial aún tomará tiempo

Como suele ocurrir en estos temas de tecnologías revolucionarias. Google tiene mucha fe en que este producto va a funcionar e incluso ve un futuro en el que prácticamente cualquier transacción se pueda hacer usando Google Wallet. 

¿Usted se le mediría a probar este servicio, o teme que algunos hackers malintencionados usen su genio. 
 
"Los pases de abordaje, los tiques para eventos y hasta las llaves de los hoteles o incluso del hogar harán parte de nuestra billetera si Google se sale con la suya."
 
Fuentes: